Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Teléfono +34 93 415 78 72
LUNES - VIERNES 9am - 2pm | 3pm - 9pm
info@idona.cat
Blog Tos ferina

Tos ferina: ¿por qué vacunarse durante el embarazo?

La tos ferina es una grave enfermedad respiratoria que puede presentarse en bebés, niños, adolescentes y adultos. Los síntomas generalmente se desarrollan dentro de los 5 a 10 días posteriores a la exposición, aunque hay casos en los que no se desarrollan hasta que no transcurren 3 semanas.

La importancia de vacunarse contra la tos ferina durante el embarazo radica en el hecho de que es la mejor manera de prevenir la enfermedad del recién nacido.

¿Qué es la tos ferina y cuáles son sus síntomas?

La tos ferina es, básicamente, una infección respiratoria que si bien puede afectar a personas de todas las edades, hay que decir que los recién nacidos son más vulnerables a dicha enfermedad, la cual incluso puede llegar a ser mortal.

Generada por la bacteria “bordetella pertussis”, la tos ferina es extremadamente contagiosa y sus síntomas pueden ser confundidos con los de un resfriado común. El problema es que al no ser diagnosticada comúnmente en los adultos, existe un riesgo muy elevado de contagio hacia otras personas más débiles, como es el caso de los recién nacidos.

Cuando se padece tos ferina, el enfermo en lugar de mejorar tras una semana, comienza a experimentar síntomas más graves que incluyen los siguientes.

  • Tos fuerte
  • Dificultades para respirar.
  • Accesos violentos, además que suelen producir un silbido.

Los pacientes más pequeños requieren de hospitalización debido a la gravedad de la enfermedad que puede desencadenar complicaciones como neumonía, daño cerebral o convulsiones.

Vacunarse durante el embarazo contra la tos ferina

De acuerdo con el calendario de vacunación de la Asociación Nacional de Pediatría, la vacuna de la tos ferina debe ser administrada por primera vez a los 2 meses de edad. Posteriormente, al cumplir 4 meses, así como también a los 11 o 12 meses.

Adicionalmente es necesario administrar otra dosis a los 6 años, así como una más cuando el niño tiene entre 12 a 14 años. Un detalle importante a destacar es que al vacunarse durante el embarazo se está protegiendo al bebé durante los 2 primeros meses de vida, periodo durante el cual se padece un mayor riesgo.

Debes recibir la vacuna contra la tos ferina durante el embarazo para proteger a tu bebé

Después de que se recibe la vacuna contra la tos ferina, el cuerpo de una mujer embarazada comienza a crear anticuerpos protectores, pasando algunos de ellos al bebé antes de su nacimiento. Dichos anticuerpos le brindan al bebé una cierta protección a corto plazo contra la enfermedad durante los primeros meses de vida.

Los anticuerpos que transmite la madre también protegen al bebé de algunas complicaciones más graves que pueden presentarse junto con la tos ferina. Hay que tener en cuenta que los anticuerpos protectores de la madre se encuentran en su punto más alto aproximadamente 2 semanas después de recibir la vacuna, sin embargo lleva algo de tiempo transferirlos al bebé.

Esto significa que el momento más recomendable para recibir la vacuna contra la tos ferina es al iniciar el tercer trimestre del embarazo. Ahora bien, la cantidad de anticuerpos contra la tos ferina disminuyen con el paso del tiempo, por lo tanto es de vital importancia que se reciba la vacuna contra la tos ferina durante cada embarazo.

Al hacerlo de esta manera, se permite que cada uno de los bebés obtenga la mayor cantidad de anticuerpos protectores de su madre, por lo que al nacer tendrán la mejor protección posible contra dicha enfermedad. Otro beneficio es que al estar vacunada la madre, no podrá contraer la enfermedad y en consecuencia, evitará su propagación a otros niños.

¿Es seguro vacunarse durante el embarazo?

Es un tema sensible entre las mujeres embarazadas, ya que durante mucho tiempo se ha formulado la creencia de que las vacunas durante el embarazo pueden afectar negativamente al bebé. La realidad sin embargo, es que vacunarse contra la tos ferina o la gripe durante este periodo es completamente seguro y, aunque pudiesen presentarse efectos adversos, suelen ser muy leves y sin complicaciones.

Además, y debido a que son vacunas inactivadas, no pueden provocar la enfermedad. Incluso la vacuna contra la tos ferina y la vacuna contra la gripe, son compatibles. Esto significa que se pueden administrar el mismo día, junto con la vacuna del Rh, la cual suele administrarse durante la semana 28 del embarazo.