Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Teléfono +34 93 415 78 72
LUNES - VIERNES 9am - 2pm | 3pm - 9pm
info@idona.cat
cuanto esperar para volver a quedar embarazada

¿Es importante hacer ejercicio durante el embarazo?

Cuando hablamos, en términos generales, del ejercicio físico solo podemos hablar de los beneficios que tiene para el organismo. Sin embargo, no es la primera vez que surge algún artículo en prensa o en redes sociales que deja esta máxima en entredicho cuando se trata de que lo practiquen mujeres embarazadas.

Una afirmación que, como vamos a ver a continuación, no es real. En absoluto. De hecho en estas líneas vamos a ver la respuesta del organismo de la mujer, y del feto, a la práctica regular de un ejercicio físico moderado.

¿Qué beneficios tiene practicar ejercicio durante el embarazo?

Como nos podemos imaginar, son tantos los beneficios los que tiene el hecho de practicar ejercicio durante el embarazo que las posibles desventajas que acarrea pueden quedar en un segundo plano.

Se optimiza la condición cardiovascular

Esto es algo más que evidente. Si se practica un deporte de manera moderada y a un ritmo adaptado a esta etapa de la vida de las mujeres, no que decir tiene que la condición cardiovascular se verá mejorada con todo lo que ello implica desde el punto de vista del riesgo a accidentes coronarios.

Se mejora la masa muscular

Aunque se pueda tener un cierto rechazo a incorporar cargas a los entrenamientos, siempre se puede hacer de una manera cuidadosa. De ser así, la masa muscular de la mujer se mantendrá en unas condiciones óptimas. Un hecho que le permite poder llevar mejor el embarazo manteniendo los niveles de fuerza que tenía previamente.

La flexibilidad se recupera con más rapidez

Sin lugar a dudas la flexibilidad es una de las cualidades que se pierde durante el embarazo. Pues bien, gracias a la práctica de ejercicio esta no solo se pude mantener sino que se puede mejorar. Algo muy importante sobre todo si tenemos en cuenta que cierta musculatura, como la pélvica, necesita estar en perfectas condiciones en esta fase de la vida de la mujer.

No se aumenta tanto de peso

Para muchas mujeres el aumento de peso puede llegar a ser un verdadero problema. Y no solo para ellas sino también para el buen desarrollo del feto. De ahí la importancia de practicar algo de ejercicio.

Este ejercicio, siempre llevado a cabo de una forma moderada, permitirá quemar unas calorías que en muchos casos son innecesarias. Pero es que aún hay más ya que si se sabe combinar estas rutinas de ejercicios con una dieta sana y variada, el control del peso está más que garantizado.

Se reduce significativamente el estrés

Los cambios físicos y hormonales que se producen durante el embarazo son muy significativos. De hecho tal es su importancia que pueden cambiar la manera de ver las cosas de la propia mujer.

Pues bien, todos estos cambios, como no puede ser de otro modo, se pueden ver reflejados en un aumento del estrés. Un estrés que se puede controlar de un modo muy acertado gracias al ejercicio físico. Un ejercicio físico que segregará una serie de endorfinas que serán las que permitan a la mujer afrontar su día a día de una manera más positiva. Y todo ello con alguna que otra ventaja añadida como pueda ser el caso de poder conciliar el sueño mejor.

Como se ha podido ver la práctica de algo de ejercicio físico siempre va a conllevar una serie de beneficios que merece la pena tener en cuenta. Pero claro, ahora surge la eterna duda. ¿Qué ejercicio practicar durante el embarazo? A decir verdad son muchas las alternativas las que nos podemos encontrar aunque aquí vamos a poner sobre la mesa algunas que nos parecen interesantes.

  • Este tipo de ejercicio es muy importante para mantener una buena salud a nivel vascular. Sola, con alguien, en el momento que quieras y al ritmo que mejor te venga, los beneficios comienzan a notarse desde el primer día.
  • Hacer algo de pesas. Aunque de manera moderada y con unos pesos ligeros, levantar algunas cargas va a hacer que la masa muscular se preserve sin ninguna clase de problema.
  • Realizar yoga o pilates. En este caso nos encontramos con dos disciplinas que ayudarán a relajarse así como a fortalecer algunas zonas como pueda ser el abdomen y la pelvis que son muy importantes durante este proceso.