Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Teléfono +34 93 415 78 72
LUNES - VIERNES 9am - 2pm | 3pm - 9pm
info@idona.cat

Los cambios que experimenta tu vagina con el paso del tiempo

Lo primero, y lo más importante, que tenemos que tener en cuenta, es que a lo largo de nuestra vida, todo nuestro cuerpo irá cambiando. Ninguna parte del mismo, absolutamente ninguna permanecerá tal y como estaba el primer día. De ahí la importancia de tomar los cambios como algo natural.

¿Qué puede influir en estos cambios?

Partiendo de la base que hemos expuesto, hay que decir que no todas las mujeres van a sufrir los mismos cambios. Ni los mismos ni con la misma intensidad. Y es que son tantos los factores los que afectan a estas variaciones que es imposible definir un patrón predictivo.

  • La carga genética tiene mucho que ver en la evolución de la vagina de una mujer a lo largo de su vida.
  • Las condiciones ambientales, sobre todo en pleno siglo XXI, juegan un papel básico.
  • El hecho de dar a luz o no es fundamental a la hora de ver la evolución de la vagina de una mujer.
  • El estilo de vida, como no puede ser de otro modo, influye de manera decisiva.
  • Las posibles intervenciones, patologías o enfermedades que una mujer puede padecer, van a ser determinantes.

Dicho todo esto, hay que decir que en líneas generales, y siempre partiendo de la normalidad, la vagina va a experimentar unos cambios para los que la mujer tiene que estar preparada.

La vagina de las más pequeñas

A los pocos días de nacer una niña hay que saber que su vagina está totalmente impregnada de los estrógenos de la madre. Esto hace que estos primeros días su evolución sea muy grande. Una evolución muy marcada que hará que esa vagina quede en estado de reposo hasta que llegue la pubertad.

¿Qué sucede en la pubertad?

Pero claro, llega la pubertad y los estrógenos comienzan a hacer acto de presencia dentro del cuerpo de la niña. Un incremento de esta hormona que da lugar al incremento de la población de lactobacilos así como una disminución del pH de la vagina.

Asimismo hay que ser consciente de que las células del epitelio comienzan su proceso natural de maduración y proliferan. Unas variaciones que estarán presentes en toda la vida fértil de la mujer.

Y llega la adolescencia

Hay que decir que esta es una etapa de lo más delicada. Esto se debe a que se corre el riesgo de que el pH de la vagina varíe por completo. Una variación en cualquier sentido puede hacer que los hongos comiencen a aparecer con todo lo que ello implica desde el punto de vista de la salud.

Los desajustes en esta etapa no tiene tanto que ver con la propia etapa de la vida sino con el cambio en las costumbres. Como decíamos hace tan solo unos instantes, todo influye y el

hecho de llevar una ropa más ceñida, tener otro tipo de alimentación, el hacer más o menos deporte y frecuentar algunos lugares como las piscinas son decisivos.

El embarazo y el parto

Si bien es cierto que un embarazo vaginal no tiene porqué ser un motivo de preocupación para las mujeres, nos es menos cierto que hay algunos aspectos que sí que hay que tener en cuenta en esta etapa.

  • Durante el embarazo se produce una mayor congestión en los tejidos.
  • La finalización de esta etapa puede derivar, en algunos casos, en pérdida de cierta sensibilidad.
  • Puede crearse un pequeño prolapso que puede derivar en la caída de ciertos tejidos.

No obstante, todos estos aspectos se pueden atajar a tiempo si, una vez se ha dado a luz, la mujer acude al especialista para someterse a una revisión.

La fase de la menopausia

Aunque puede sonar un poco extraño en esta etapa la mujer vuelve a tener un entorno hormonal similar al que tenía en la niñez. La producción de estrógenos se reduce y el pH de la vagina aumenta.

Es por ello que en algunos casos se puede producir una cierta sequedad vaginal o incluso ardores o picores. Unos detalles que pueden dificultar no solo su día a día sino también las relaciones sexuales.

Sea como fuere hay que quitar un poco de hierro a este tema y verlo como algo natural que forma parte del ciclo de la vida de la mujer.